Reeducar para tener hábitos saludables

Actualmente, en México uno  de cada tres niños, niñas y adolescentes[1] padece sobrepeso u obesidad de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018.  También se ha comprobado que el 95% de los casos de obesidad infantil se deben a una mala alimentación y a la baja actividad física.  La principal causa de una mala alimentación es el alto consumo de alimentos procesados con exceso contenido de calorías, azúcar, grasa y sal. Además, se ha identificado que el 70% del total de los azúcares añadidos que se consumen en la dieta de los mexicanos provienen de bebidas azucaradas.

Otro factor que influye para esta crisis; es la falta de actividad física en los niños, niñas y adolescentes. Los riesgos de salud que conlleva esta situación es que en su vida adulta sean propensos a enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.

            Por estos motivos, es de suma importancia que se promuevan los hábitos de alimentación saludable y actividad física desde temprana edad, siendo la familia y la escuela apoyo entre sí. De poco serviría que uno u otro logren delimitar y llevar a los niños, niñas y adolescentes a evitar el consumo de alimentos altos en azúcar y a tener espacios de recreación y actividad física, si el otro agente educativo no impulsa esta tarea. 

Al lograr los suficientes buenos hábitos, se fomenta la autonomía, la autorregulación y el autocuidado de los hijos e hijas.

Compartimos algunos BeneTips para que en familia se promueva una alimentación sana y nutritiva y momentos de recreación con actividad física:

  • Tener horarios de comida, principalmente, el desayuno antes de iniciar la jornada escolar. De acuerdo a estudios de nutrición, se debe realizar en los primeros 30 minutos de haber despertado.
  • Evitar bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados. 
  • Procurar establecer un menú balanceado e involucrarse en familia para la preparación de las comidas y refrigerarlas para tenerlas listas evitando presión y contratiempos.
  • Tener horarios para realizar ejercicio que permita a los niños, niñas y adolescentes convivir en familia o con sus amigos en actividades orientadas a la recreación y desarrollo de habilidades físicas.
  • Para los niños; dormir 8 horas diarias como mínimo.

En el Colegio Benedictino, con el objetivo de apoyar y fomentar los hábitos saludables; contamos con un servicio de cafetería que ofrece dos paquetes: desayuno y comida, con menús balanceados que consideran los diferentes grupos alimenticios necesarios para el desarrollo y actividades diarios de nuestros alumnos. 

Además, contamos con talleres deportivos (básquetbol, tochito, fútbol, voleibol y tenis) para que los alumnos tengan un espacio de esparcimiento y estén activos físicamente


[1] La prevalencia combinada de obesidad y sobrepeso en niños y niñas fue del 35.6%, en adolescentes del 38.4% (ENSANUT 2018)

Deja una respuesta

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the bookyourtravel internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *